Parroquias de Alcadozo y Liétor: SÓLO UN MINUTO

SÓLO UN MINUTO

VALORAR LO SENCILLO
porque no sólo los héroes construyen la historia

El capitán de un submarino quiso probar la eficacia del personal de la sala de máquinas, y con este objeto dio la orden de avanzar a la máxima velocidad, y pocos segundos después de dar esta orden, de repente, mandó hacer una parada de emergencia. 
Sus órdenes fueron obedecidas al instante, y de forma eficaz. 
Se encendió el sistema de megafonía y se oyó la voz del capitán: “Os habla el capitán. Mi felicitación al personal de la sala de máquinas. Habéis parado el barco exactamente en cincuenta y cinco segundos”. 
Inmediatamente después se oyó otra voz por la megafonía: 
“Os habla el cocinero. El barco se ha parado en un tiempo récord, pero los filetes con patatas han ido a hacer puñetas. Por tanto esta noche, cena fría para todo el mundo”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.