Parroquias de Alcadozo y Liétor: DONDE TODO EL MUNDO PIENSA IGUAL ...

DONDE TODO EL MUNDO PIENSA IGUAL ...


La Sede de Elo (véase pinchando aquí) ha expresado un punto de vista sobre la religiosidad juvenil que personalmente me resulta muy arriesgado. No es fácil justificar esa intuición. De ser verosímil esa hipótesis nos encontraríamos a la puerta de una catolicismo institucional muy próximo al fundamentalísimo....Y creo que no. Ahora bien, sí parece posible que se encuentra ya asentada al interior de nuestra Iglesia la predilección por un pensamiento único no molesto y no problemático que, disfrazándose de comunión y ortodoxia, premia el silencio, la huida y el conformismo. A corto plazo alguien puede sentirse contento con esa situación; el precio, a largo plazo, ya lo advirtió A. Rodin cuando afirmaba eso de que "donde todo el mundo piensa igual..., nadie piensa mucho"

Fco. Jesus Genestal Roche

3 comentarios:

  1. Opino que el pagano de Elo acaba de degradar nuestra juventud a la categoría de mediocres jóvenes-masa...Déjame inyectar una idea, en sólo un minuto (de 60 segundos). Los jóvenes cristianos de hoy son idealistas. Escuchan, se entusiasman, se contagian y participan. No son para nada pasivos y mucho menos sumisos. Son apasionados y defienden sus ideas con amor entusiasta que es muy diferente. No son fundamentalistas, porque los fundamentalistas no aman. Alguien creyó que aceptan imposiciones con sumisión como si estuvieran de acuerdo en todo? No nos engañemos; son críticos hasta con el YouCat. Los temas de los que no alzan la voz No es porque No se los planteen; es que el Consejo de Ancianos No los consulta. Pero nada de conformismos ni otros ismos. Que no aceptan las cosas dichas con el índice alzado. No piensan igual, son originales y tambien por su juventud, indisciplinados. Van evolucionando con sus experiencias de fé y buscan siempre lo mejor, son muy listos! porque mientras sean jóvenes, sueñan con la felicidad.
    Gracias, se terminó mi minuto y ha sido aeróbico. (Ahora me siento más joven).
    PD: Cuánto duran tus minutos? Apenas llego a tener al día el blog!

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, el problema de los jóvenes que corren el riesgo de caer en ese "fundamentalismo " es precisamente porque como tú bien dices Virginia, el consejo de ancianos no les consulta nada y cuando en una toma de decisiones no se consulta, evidentemente se impone o se dicta.
    Los jóvenes son el futuro y hay que contar con ellos. Ya no les asusta el índice levantado pero, si al consejo de ancianos " lo joven " "lo nuevo " les asusta y deciden, que hay que volver a los estatutos de siglo I y mantener las tradiciones íntegras, pues se vuelve. Si quieren bien y si no también. Se les olvidó que la sociedad avanza.
    Si coincido contigo en que son críticos, son listos, aunque el mundo de la pantalla, les está obligando a contemplar el mundo en imágenes, esto les impide pensar, no se trata de entrar en el "deinde philosophare " ( que se refiere claro está, a cotas más altas ), pero para mí todo lo que no sea complementar, puede llegar a perjudicial.
    Y lo que realmente me desagrada ( y lo digo por la parte que me toca ) es la pasividad, de los adultos, que nos quedamos como espectadores.
    Jesús nos dice ;" dejad que los niños,se acerquen a mi".
    Vamos pues, a facilitar ese encuentro.

    ResponderEliminar
  3. Yo no creo en el sometimiento de los jóvenes; creo todo lo contrario.
    Mi opinión es que los jóvenes respetan las posturas tradicionales porque ¿a quién van a decirle que desearían cambiar cosas? Los jóvenes ya no tienen dos fascetas como antes.
    Viven la religión de la misma forma en la calle y en el templo (iba a escribir en casa, pero me abstengo). Son descarados y a veces insolentes; no cuidan las formas, es verdad. Pero si tenemos suerte de que se queden en la iglesia, a ver qué hacemos nosotros por su apertura y participación. En principio me gustaría hacer una encuesta.
    Les preguntaría qué cambiarían ellos en la iglesia. Si alguien quiere proponer y aportar preguntas al cuestionario, bienvenido sea. Gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión.