Parroquias de Alcadozo y Liétor: SÓLO 1 MINUTO, 5 DE ENERO

SÓLO 1 MINUTO, 5 DE ENERO

CUESTIÓN DE ESTRATEGIA

Un labrador, que había de luchar mucho para superar las dificultades de la vida, tenía algunos caballos para hacer los trabajos del campo. Un día, uno de sus empleados le hizo saber que uno de los caballos había caído en un viejo pozo abandonado; y, como el pozo era muy profundo, resultaba casi imposible el poderlo sacar. El labrador fue, rápidamente, hasta el lugar del accidente, para evaluar la situación. Y, aunque comprobó que el animal no había sufrido daño, creyó que no valía la pena intentar sacarlo, por el riesgo que comportaba y por el elevado coste de la operación de rescate. Así, pues, tomó, con todo el dolor de su corazón, la decisión de que los empleados sacrificaran el animal, echando tierra dentro del pozo hasta que quedara enterrado allí mismo. Y así lo hicieron. Siguiendo las órdenes de su amo, los empleados empezaron a echar tierra dentro del pozo para enterrar el caballo. Pero, a medida que la tierra caía sobre el animal, este se la sacudía y la tierra iba a parar debajo de él. Así la tierra se iba acumulando, permitiendo que el caballo fuera ganando altura a medida que subía el nivel de la tierra acumulada. Los empleados se dieron cuenta de que el caballo no se quedaba enterrado sino que estaba saliendo del pozo... ¡hasta que lo consiguió! 


A veces puedes encontrarte "muy hundido", puedes sentirte poco valorado y perder la ilusión. Recuerda, entonces, esta historia. Piensa que no tienes por qué aceptar la tierra que te tiran encima, que te la puedes quitar y subirte encima. Esto seguramente te permitirá crecer, te ayudará a salir del pozo donde estás hundido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.