Parroquias de Alcadozo y Liétor: SÓLO 1 MINUTO, 1 DE MARZO

SÓLO 1 MINUTO, 1 DE MARZO


SABER RECIBIR



El santo Joneyed acudió a La Meca vestido de mendigo.
Estando allí, vio cómo un barbero afeitaba a un hombre rico. Al pedirle al barbero que le afeitara a él, el barbero dejó inmediatamente al hombre rico y se puso a afeitar a Joneyed. Y al acabar no quiso cobrarle. En realidad, lo que hizo fue dar además a Joneyed una limosna.
Joneyed quedó tan impresionado que decidió dar al barbero todas las limosnas que pudiera recoger aquel día.
Sucedió que un acaudalado peregrino se acercó a Joneyed y le entregó una bolsa de oro. Joneyed se fue aquella tarde a la barbería y ofreció el oró al barbero.
Pero el barbero le gritó:
- ¿Qué clase de santo eres?
- ¿No te da vergüenza pretender pagar un servicio hecho con amor?

Conlusión: a unos les cuesta saber dar y a otros les cuesta saber recibir … ¿cuándo fue la última vez que te permitiste recibir?

1 comentario:

  1. Saber recibir requiere adoptar una actitud tan generosa como la de saber dar.
    Hay veces que no somos sensibles a todo lo bueno que recibimos de las personas que nos rodean.
    El darse a los demás,el estar atento a las necesidades del otro, es una actitud que se puede llevar a la práctica en el cualquier entorno;laboral,familiar..y nos enriquece como persona.
    Es importante encontrar el equilibrio entre dar y recibir

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión.