Parroquias de Alcadozo y Liétor: EL EVANGELIO DEL 30 DE ABRIL

EL EVANGELIO DEL 30 DE ABRIL


LUNES


EVANGELIO
En aquel tiempo, dijo Jesús: «Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido, pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por su nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.»
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: «Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos: pero las ovejas no los escuchaorn. Yo soy la puerta: quien entra por mí, se salvará, y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago: yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.»

Juan 10, 1-10
COMENTARIO
La parábola del «Buen Pastor» es la imagen de Dios que mayores problemas causa a quienes se aferran a una concepción cerrada e integrista del cristianismo. Jesús tomó esta imagen del Libro de Ezequiel. Este profeta hace una descripción magistral del Dios, que en persona, va a convertirse en pastor no sólo de su pueblo, sino de todos aquellos que sufren y andan entre nubarrones y oscuridad. ¿Qué acciones realizará el Señor cuando se convierta en Pastor del pueblo?. Siguiendo la segunda parte del capítulo 34 de Ezequiel, hallamos las siguientes intervenciones de Dios, Buen Pastor de su pueblo:
Sacar, buscar, traer del desierto...
Seguir el rastro y hallar a las ovejas perdidas
Recoger a las descarriadas
Vendar a las heridas, curar a las enfermas
Congregar al rebaño
Proteger de la oscuridad y los nubarrones
Apacentar en jugosos pastizales y en ricas dehesas
Ayudar a las ovejas flacas y débiles
Ahuyentar a los animales dañinos
Ofrecer lugares seguros, salvar
Hacer alianza
Liberar de la opresión y el yugo, liberar del hambre...

El texto de hoy, siguiendo la línea de Ezequiel, subraya que Jesús es «el buen pastor que da la vida por sus ovejas» y «tengo que traer a otras ovejas que no son de este redil; también a ésas tengo que traer»
Sin embargo ha habido épocas en las que parece que los cristianos hayamos olvidado esta enseñanza evangélica. La reducción de la salvación a los estrechos márgenes de la Iglesia Católica es una de las tentaciones que han rondado frecuentemente a los católicos. Los cristianos debemos plantearnos cómo mostrar la figura de Jesús a quienes no participan de la comunidad cristiana, porque el mensaje de salvación también es para ellos.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.