Parroquias de Alcadozo y Liétor: SÓLO 1 SEGUNDO, 24 DE ABRIL

SÓLO 1 SEGUNDO, 24 DE ABRIL


SÓLO 1 SEGUNDO
(de lo que leo)

"Durante aquella semana disfruté lo indecible al ver mi carta cada mañana, cuando entraba en el museo, y cada tarde, cuando salía de él. Nadie la había tocado, seguía en el mismo sitio. Si nadie había cambiado aquella carta de casilla -razonaba para mi-, entonces definitivamente era mía. Este pensamiento matutino, confirmado al finalizar cada jornada, me hacía muy dichoso y me ayudaba a empezar la faena más contento y a regresar complacido a  mi casa, al atardecer. La sola visión de aquel sobre rectangular, de canto y en vertical, repercutía benéficamente en mi alma. En realidad fue una estupidez entrar en la portería al cabo de una semana, tomar la carta y abrirla. Y es que lo hermoso de las cartas es recibirlas, más que leerlas. ... 
...No hace falta recibir ninguna carta para sobrevivir con decencia a laa soledad: basta saber que alguien puede enviártela, basta saber que puedes recibirla..."


(P. D'Ors, El estupor y la maravilla, Valencia, 2007, pp.78-79.82)

1 comentario:

  1. Cuánta ilusion nos hace recibir una carta porque detrás de ello hay alguien que quiere compartir algo contigo,que quiere expresar lo que siente por ti,que quiere decirte lo que te echa de menos...

    Cuantas veces leemos las cartas que recibimos una y otra vez como si de un tesoro se tratase.
    Sentirte querido,acompañado aunque haya distancia de por medio hace que nos sintamos acompañados,queridos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión.