Parroquias de Alcadozo y Liétor: EL EVANGELIO DEL 6 DE DICIEMBRE

EL EVANGELIO DEL 6 DE DICIEMBRE

JUEVES








EVANGELIO
Dijo Jesús a sus discípulos:
«No todo el que me dice «Señor, Señor» entrará en el reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo.

El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca. El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa, y se hundió totalmente».

Mateo 7, 24-27


COMENTARIO
«La roca» era una imagen muy interesante para las personas del país de la Biblia: Permitía orientarse en el desierto, defenderse sobre ella de los animales salvajes y de los perseguidores. A su sombra una persona se resguardaba del castigo del sol, e incluso podría encontrar agua entre sus grietas. Muchas ciudades, entre ellas Jerusalén, fueron construidas sobre formaciones rocosas. Pero la «Roca Firme» es Yahvé. Dios es la Roca que no cede nunca, sobre la cual se puede estar seguro.


El texto de hoy nos invita a construir la Navidad sobre los valores de la fe; aquellos que permanecen a través del tiempo. La Navidad que se nos ofrece desde los medios de comunicación se sustenta sobre arenas inconsistentes del consumo y la alegría vacía. El Evangelio de hoy es una invitación a centrarnos en el Señor.


El cristiano trabaja en sus distintas tareas por una serie de valores que ayudan a construir una sociedad sólida, sustentada en aquellas convicciones que dan densidad a la vida. La Navidad puede ser un excelente tiempo para subrayar algunos valores que contribuyen al crecimiento humano y cristiano. Pero una Navidad de consumo también puede convertirse en tiempo vacío que en nada contribuye a sustentar la vida en convicciones firmes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.