Parroquias de Alcadozo y Liétor: EL EVANGELIO DE HOY, 17 DE JULIO

EL EVANGELIO DE HOY, 17 DE JULIO


JUEVES DE LA SEMANA XV

EVANGELIO
En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»
Mateo 11, 28-30
COMENTARIO

No se quién dijo, aunque creo que lo hizo desde una prisión nazi, que un cristiano maduro no es el que recurre al dios todopoderoso para que lo ayude en su angustia y necesidad, sino aquel que le manifiesta, asumiendo en el oficio diario de vivir, la misma impotencia, sufrimiento y ausencia de Dios que Jesús sintió en la cruz. es decir que tenemos un derecho al cansancio y al agobio porque la ambigüedad de lo humano y lo cotidiano "cansa".

¿"Carga ligera" o "carga que aligera? No se ponen de acuerdo los intérpretes y traductores; para que luego digan que el griego es una "lengua muerta". Personalmente me gusta más eso de "carga que aligera". ¿Es posible eso?, ¿existen realmente cargas que aligeran?. Anoche me vino a la cabeza la imagen de un paracaídas, ciertamente, si funciona, eso es una carga que aligera, que no te exime del contacto con la tierra y de la maestría en el aterrizaje, además del susto de la caída, pero aligera !vaya que si aligera!

Quizás sería bueno que nos preguntáramos hoy por nuestra capacidad contextual, a imagen del maestro galileo, por ser "cargas que aligeran" para los demás ante los inevitables cansancios, agobios, y desengaños ante la vida, la familia, la Iglesia ...

Elredo de Rieval, monje cisterciense del siglo XII ya afirmaba que es bueno encontrar a alguien "que llore contigo en las angustias, comparta el gozo de tus triunfos, y busque luz en tus dudas. Que puedas introducirlo por los lazos de la caridad en lo más íntimo de tu alma".