Parroquias de Alcadozo y Liétor: EL EVANGELIO DE HOY Y MAÑANA, 8-9 DE NOVIEMBRE

EL EVANGELIO DE HOY Y MAÑANA, 8-9 DE NOVIEMBRE

DOMINGO, DE LA SEMANA XXXII
EVANGELIO
Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén.
Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: «Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.»
Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora.»
Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron: «¿Qué signos nos muestras para obrar así?»
Jesús contestó: «Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.»
Los judíos replicaron: «Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?»
Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.
Juan   2, 13-22
COMENTARIO

Hoy y mañana celebra la Iglesia una fiesta rara. No se trata de ningún santo “personal”; digamos que se trata del “santo” de una iglesia. Efectivamente, hay una fiesta dedicada a la catedral de Roma, San Juan de Letrán. ¿Por qué? No me lo preguntéis porque no se justificarlo bien. El caso es que técnicamente este domingo celebramos la fiesta de la “Dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán” de Roma.



Y la Iglesia, fiel a su “torpeza” más o menos bimilenaria (permitidme la osadía), no se le ocurre otra lectura del evangelio que la que acabáis de leer mas arriba. Pensadlo bien: la iglesia, para recordar y poner en valor (como se dice ahora) una catedral impresionante, no se le ocurre otra lectura mejor que el recuerdo de la “purificación” del templo que hizo Jesús y la consecuente provocación: destruid este templo que yo lo reconstruiré en tres días.  Impresionante. Manos mal que no habrán muchos ateos en esta comunidad virtual, porque si no es para que nos dijeran ¡ya estáis tardando!, peregrinemos a Roma (que es como se les llama ahora a los viajes turísticos low cost) y prendamos fuego a …

Para una vez que la Iglesia es “osada” saquemos partido de su audacia (como bien nos enseñaba el sagaz administrador del evangelio de ayer). Se me ocurren muchas cosas que escribir pero tengo que ponerme con otra cosa, por eso voy a resumir en cuatro frases el sentido de este evangelio. Cuatro frases cortas, un poco brutas, imprecisas y necesitadas de mucha justificación… pero pensadlas entre hoy y mañana puesto que hasta el lunes no os importunaré más.

1.Los templos (edificios) no son sagrados, las Iglesias (comunidad de personas) si que lo son. Por tanto, cuidado con exagerar maneras que pueden llegar a lo idolátrico y fundamentalista en nuestros recintos sagrados, con la mejor de las intenciones y a lo largo del paso del tiempo.

2.Restaurar templos es culturalmente necesario y en ocasiones recomendable, pero siempre supeditado a la restauración interior de las personas y a la continua humanización y dignificación de los seres humanos.

3.Se hace necesario buscar una auténtica y humana proporcionalidad, en esta caso “parcial”, que nos permita discernir el tiempo, dinero y motivación que empleamos en todo lo que es lo estético de la fe (obras de arte, complementos de semana santa….) y el tiempo, dinero y motivación que empleamos en la transformación más humana de la sociedad.

4.Entiendo que hagamos tómbolas, rifas, loterías para las “restauraciones exteriores” de nuestros edificios; confiar eso a la suerte y al juego incluso puede ser divertido; pero no entiendo que la lucha por la justicia y la humanización de nuestra sociedad, es decir, las restauraciones interiores del ser humano,  pasen por mecanismos a mi juicio tan humillantes.

PD: De modo especial toca esta reflexión a los que dedicamos, a tiempo exclusivo, todas nuestraas capaciades al ámbito de la religión, empezando por un servidor, a quien dicho sea de paso, este evangelio, por muchos motivos referentes al "mercadeo" religioso, siempre le ha quedado muy grande.

En cualquier caso, un comentario mucho más equilibrado sobre el templo (con minúscula), el TEMPLO (con mayúscula), y los templos, podéis leerlo aquí.





3 comentarios:

  1. Cuanta razón,como tendemos a la confusión y creer q el templo es la estructura,no voy a negar q hoy en dia es importante tener un lugar fisico donde reunirnos pero no confundirlo ,el verdadero TEMPLOsomos cada uno de nosotr@s que debemos dar vida al templo fisico,llenarlo de vida de alegria de ayuda a los demas. Cosas q no necesariamente deben hacerse en un templo de estructura sino en cualquier lugar donee nos encontremos con nuestra comunidad cristiana

    ResponderEliminar
  2. Todo cambio implica una gran decisión...,
    puede que iracional.
    ¿estás preparado para tomarla?
    Cada ser humano es libre de trazar su propio camino,libre para decidir y equivocarse,libre para buscar la felicidad,para fracasar y volver a levantarte,es libre para escoger su rumbo,para perderse y encontrarse,para descubrirse a si mismo.
    Eres libre de creer cuando a tu alrrededor todos han dejado de creer,eres libre de seguir luchando y no lamentarte,a pesar de que en ocasiones nada funcione
    Algunos querrán que te resignes y renuncies a tus sueños,otros querran pemsar por ti, opinar por ti y decidir por ti. Querran convencerte y formes parte de algun rebaño.Querran que pienses como ellos y aceptes sus reglas.
    Eres digno cuando te enfrentes a los desafios y los ostaculos aun sabiendo que es probable que pierdas
    Por eso alza la voz en defensa de los idealistas o "ingenuos"por los emprendedores y soñadores que necesita el mundo a los que se arriesgan a descubrir sus limites a pesar de sus miedos a todos aquellos que aspiran a conquistar su alma,su voluntad,y dejar su legado a la humanidad

    ResponderEliminar
  3. El ser humano por ser imagen de Dios es un ser con corazón abierto a la relación personal.
    Es interesante buscar " templos andantes " templos en los que se valore a la persona, ( lo que es) como ser persona : única, original,,singular... dónde no pueda ser tratada como objeto.
    Y en los templos (edificios) huir de intereses y ensimismamientos para buscar el desinterés y la alteridad.

    Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión.