Parroquias de Alcadozo y Liétor: LA CUESTION ZACARIAS

LA CUESTION ZACARIAS



Lucas nos cuenta la infancia de Juan Bautista. La narración empieza situando los acontecimientos en su contexto histórico («en tiempos del rey Herodes»). El evangelista usa el esquema de las anunciaciones. Zacarías e Isabel son presentados como una pareja irreprochable. Por los datos que se leen en el texto, Zacarías formaba parte de una de las 24 familias sacerdotales que se turnaban para atender el culto en el Templo de Jerusalén. La misión de estos sacerdotes era la de realizar los sacrificios. No era una tarea que les ocupaba todo el tiempo. Tan sólo dos semanas al año.

La rama sacerdotal de Zacarías fue marginada por no plegarse a las pretensiones imperialistas de los griegos y los romanos. Se trata de un humilde sacerdote, alejado de los círculos del poder. Dios va a salir al encuentro de estas dos personas para llenarles de vida y felicidad.
Zacarías es la forma griega del nombre hebreo «Zekaryahu», que significa «Yahvé se ha acordado». Isabel es la forma griega del nombre hebreo «Elisebá», que significa «Dios es plenitud». También se llamaba Isabel la mujer de Aarón, el primer sacerdote que existió en Israel.

La respuesta que da Zacarías nos recuerda la que dio Abraham cuando se le anunció que iba a ser padre de Isaac. De esta manera, una gran promesa del pasado (el nacimiento de Isaac) se convierte en señal de futuro. «El futuro se expresa con palabras del pasado»

Zacarías pide una señal, y queda mudo; pedir una señal en estas circunstancias es sinónimo de cierta incredulidad ante el anuncio recibido, y el evangelio nos dice que el plan salvador de Dios seguirá adelante a pesar de las barreras que las personas interponen. Al mismo tiempo, la actitud de Zacarías contrasta con la de María de Nazareth, que se declarará la esclava del Señor.

En el texto de hoy se anuncia el nombre que se deberá imponer al niño: Se llamará Juan, “Yohannan” en hebreo, que significa, “Dios es misericordioso”.
La misión de Juan Bautista fue preparar al pueblo para que recibiera a Jesús como salvador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.