Parroquias de Alcadozo y Liétor: LAS GENEALOGÍAS EN LA BIBLIA

LAS GENEALOGÍAS EN LA BIBLIA


Los antiguos documentos orales sobre los que se puso por escrito la Biblia se denominan: «Listas». Existían largas enumeraciones de acontecimientos, lugares, personajes, descubrimientos... que configuraban la memoria histórica del pueblo de Israel antes de disponer de documentos escritos.

De entre todas estas listas, especial mención merecen las «listas genealógicas». La mayoría de ellas no posee una intencionalidad histórica, tal como la entendemos actualmente. Estas «listas» pretendían conectar a las personas con sus orígenes y citar sus antepasados.

La «genealogía de Jesús de Nazareth» es algo así como su partida de nacimiento. Mediante ella se certifica la historicidad de este personaje, así como sus orígenes judíos.
Con esta genealogía se inserta el Mesías en la historia. Hombre entre los hombres. La lista de antepasados de Jesús pretende expresar una idea: Jesús es solidario con la humanidad; con personajes brillantes y con personajes pecadores: La ascendencia empieza con la de un idólatra convertido (Abrahán) y pasa por todas las clases socia- les: patriarcas llenos de virtudes, esclavos en Egipto, un pastor llegado a rey (David), un carpintero (José).

De las cuatro mujeres citadas, Tamar se prostituyó, Rut era extranjera, Rahab extranjera y prostituta, Betsabé, «la mujer de Urías», adúltera. Ni racismo ni pureza de sangre; la humanidad tal como es. En Jesús Mesías va a culminar la historia de Israel. Esta larga lista de personajes anteriores a Jesús pretender expresar una idea: Jesús es una persona concreta. Como toda persona tiene unos antepasados que forman su familia.

Aquellos primeros cristianos que escribieron los evangelios nos quieren decir, mediante esta larga genealogía, que toda la salvación y todo el amor de Dios se han hecho presentes en una persona concreta con raíces familiares: Jesús de Nazareth. Para expresar esta idea nos narran la lista de sus antepasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.