Parroquias de Alcadozo y Liétor: EL SANTO DEL 19 DE ENERO

EL SANTO DEL 19 DE ENERO

SAN MACARIO
© ONDA CERO. El Santoral de Genestal


Hoy celebran su onomástica quienes tengan por santo a:
San Germánico, San Macario el Grande, San Ponciano, San Laumer, San Arsenio y San Canuto

Destacamos a:
San Macario, el Grande

Macario nació en el alto Egipto, hacia el año 300, y pasó su juventud como pastor. Movido por una intensa gracia, se retiró del mundo a temprana edad, confinándose en una estrecha celda, donde repartía su tiempo entre la oración, las prácticas de penitencia y la fabricación de esteras.
Una mujer le acusó  de que la había violado.  Macario fue arrastrado por las calles, apaleado y tratado de hipócrita disfrazado de monje. Todo lo sufrió con paciencia, y aun envió a la mujer el producto de su trabajo, diciéndose: "Macario, ahora tienes que trabajar más, pues tienes que sostener a otro".
Pero cuenta la leyenda que  Dios dio a conocer su inocencia: la mujer que le había calumniado no pudo dar a luz, hasta que reveló el nombre del verdadero padre del niño. Con ello, el furor del pueblo se tornó en admiración por la humildad y paciencia del santo.

Macario ordenó a un joven que le pedía consejos que fuese a un cementerio a insultar a los muertos y a alabarlos. Cuando volvió el joven, Macario le preguntó qué le habían respondido los difuntos. "Los muertos no contestaron a mis insultos, ni a mis alabanzas", le dijo el joven. "Pues bien, --le aconsejó Macario--, haz tú lo mismo y no te dejes impresionar ni por los insultos, ni por las alabanzas.”

Un hereje que negaba la resurrección de los muertos, había inquietado en su fe a varios cristianos. San Macario resucitó a un muerto para asegurar la fe de aquellos cristianos en su fe. El santo se limitó a acercarse al sepulcro, habló con el muerto, y el muerto con el, y le ordenó que tuviera paciencia y  que esperara la resurrección en el sepulcro. El muerto quedó convencido y allí quedo...muerto, pero a la espera

Eso es paciencia....la que tuvo el muerto.
Ya lo dijo el gran pensador E. Kant

“La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.