Parroquias de Alcadozo y Liétor: LA "AUTORIDAD" AL PODER

LA "AUTORIDAD" AL PODER


AQUÍ PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO DE COPE


Resulta imposible oír las noticias en radio y televisión, o leer algún que otro periódico y no jugar uno mismo a ser tertuliano, aunque sea de provincias, en esta convulsa sociedad que cada mañana nos acoge.

Del pasado mes de octubre al actual de enero a mi el tiempo me ha pasado volando y a golpe de campaña del Domund, Caritas, Infancia Misionera y Manos Unidas, es imposible no pensar a qué juegan nuestros políticos.

No me gusta meterme en camisas de once varas, pero por justicia con todos estas organizaciones, asociaciones y sensibilidades sociales me parece que habría que reivindicar un slogan que les hiciera justicia a todas ellas.

Es muy conocida la famosa frase del mayo del 68: la imaginación al poder. En una Europa también convulsa por aquel entonces, imaginar que eran posible otros mundos y otros ordenes sociales quizás fuera un arma interesante. La verdad es que no se que queda de aquella imaginación, probablemente los que imaginaron en su momento se asentaron posteriormente en sus diseños y el poder se les ha vuelto poltrona.

Lo que está claro es que hoy a los nuevos diseñadores del futuro les pedimos algo más que imaginación, porque esos nuevos poderes económicos controlan tanto que bien parecen ocupar el lugar que en otro tiempo tuvo el dios judeocristiano. Una décima de subida o bajada del IPC, del PIB, o de la prima de riesgo, provoca, en escasos segundos mayor desastre del que provocaban las portentosas plagas de Egipto. De hecho, esas malditas siglas son las nuevas plagas causadas por el dios dinero, su hijo encarnado que no es otro que el sacro orden de los mercados, y el dinamismo de la sociedad que bien podría expresarse con el dicho del “sálvese quien pueda”. Ahí tienen, la nueva trinidad, de la que es difícil sustraerse.

¿Hay alternativa para esta nueva trinidad económica que nos tiraniza tanto? Yo no lo se; dedicarme  a las letras me alejó hace tiempo de los números y he de confesar que mi tope se encuentra en las raíces cuadradas. Pero me fio de Manos Unidas, de Caritas, de Médicos sin Fronteras….de tantas organizaciones que no se si tienen imaginación, pero que indudablemente se han ganado una autoridad en la escena social incuestionable.

Sus estudios son lugar común de referencia para evaluar el estado económico y social de nuestra mundo, sus intervenciones y actuaciones concretas todo el mundo las valora, sus directivos, trabajadores y voluntarios están en la más alta escala de consideración social en nuestra sociedad. Por eso creo que ellos nos permiten inventar un nuevo slogan para una nueva sociedad.

La imaginación parece ser que fracasó; y lo ciudadanos de hoy consideramos que si hay alguien que tiene autoridad en nuestra sociedad es toda esta red de organizaciones sociales cuyo mayor patrimonio es su tiempo, su dedicación y su ilusión. Por eso nuestro nuevo slogan bien podría ser “la autoridad al poder”, porque nuestra sociedad se cansa de los loros multicolor que repiten lo que no creen y se sirven de los clamores que escuchan para encerarse en sus jaulas de bienestar. 

Prestemos por tanto nuestros oídos a los que, generalmente en silencio, se dejan  la piel, el tiempo, e incluso la ilusión, por el servicio cercano y centrado y por la reflexión crítica y en ocasiones descarada.

En eso consiste su autoridad. Gracias Manos Unidas porque, junto a otros, hacéis posible el nuevo slogan: “la autoridad al poder”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.