Parroquias de Alcadozo y Liétor: EL EVANGELIO DE HOY, SÁBADO-DOMINGO DE RAMOS

EL EVANGELIO DE HOY, SÁBADO-DOMINGO DE RAMOS


EVANGELIO
Cuando se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betania, junto al monte de los Olivos, mandó a dos de sus discípulos, diciéndoles: “Id a la aldea de enfrente y, en cuanto entréis, encontraréis un pollino atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta pro qué lo hacéis, contestadle: “El Señor lo necesita, y lo devolverá pronto”. Fueron y encontraron el pollino en la calle, atado a una puerta; y soltaron. Algunos de los presentes les preguntaron: “¿Qué hacéis desatando el pollino?” Ellos les contestaron como había dicho Jesús; y se lo permitieron.
Llevaron el pollino, le echaron encima los mantos, y Jesús se montó. Muchos alfombraron el camino con sus mantos, otros con ramas cortadas en el campo. Los que iban delante y detrás gritaban: ¡Hosanna!, bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Hosanna en las alturas!”
Jesús entró en Jerusalén, en el templo, lo estuvo observando todo y, como era ya tarde, salió hacia Betania con los Doce.


Marcos   11, 1-11

COMENTARIO


Me apetecía esta Semana Santa proponeros un mini-itinerario de la fe, empezando por Domingo de Ramos, Lunes Santo, Martes …  hasta llegar a la Pascua de Resurrección; pero es que sé que luego me agobio y no me va a dar tiempo. Hoy escribo, a partir del lunes…ya veremos… por tanto si no hay itinerario no lo toméis a mal.

Dicen que las personas manejamos tres herramientas para vivir con cierta armonía; del equilibrio entre ellas depende no ya sólo la estabilidad personal, sino también la lucidez y la capacidad de estar constructivamente en nuestro entorno. Estas tres herramientas son: las ideas, las creencias y las emociones.

¿Qué les pudo ocurrir a las personas de aquella Jerusalén exultante para pasar de una explosiva acogida de Jesús a una despedida tan violenta como la que tuvo? ¿Qué herramienta empezó a distorsionar esa percepción?

A mi juicio fue la creencia en su persona; porque las ideas tiene vida propia al margen de uno mismo, las emociones son tan “locas” que pueden vivir por si mismas cuál hierba que prende donde no hay más que rocas ( aunque su tiempo sea efímero); ahora bien, las creencias no se asumen, ni en ellas se permanece, si no “implicas”, “complicándola”, tu propia vida.

Ésta es la fe de domingo de ramos, una fe idealizada y contagiosa, pero que, paradójicamente, no toca el corazón. Es también una fe interesada y “temporalmente” conveniente, pero que confunde histeria y convicción. Es una fe muy peligrosa típica de quienes “pululan” por los claustros de la vida pero nunca acceden al centro de los mismos, al pozo que refresca y moja y que está a la intemperie. Es una fe adolescente (con perdón), comprensible y necesaria a esas edades, pero raquítica y ridícula cuando nos volvemos un poquito mayores.

Por acabar con una im-pertinente pro-vocación; quizás mañana en los lugares habituales en los que se recogen las palmas propias del día, debía de haber un cartelito con el siguiente aviso: “Absténgase de coger palma quien no esté dispuesto a permanecer con ella el viernes en el calvario”.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.