Parroquias de Alcadozo y Liétor: SÓLO 1 MINUTO, LUNES

SÓLO 1 MINUTO, LUNES


LAS PLUMAS DE LA GALLINA
Había una mujer que era tremendamente chismosa y le encantaba hablar mal de los demás, todo lo que sucedía en el pueblo se llegaban a enterar pero totalmente aumentado y distorsionado por labios de la chismosa; un día decidió confesarse.

San Felipe Neri le pregunto un día. - ¿Te sucede muy frecuentemente que hablas mal del prójimo y que estas siempre levantando chismes sobre la gente?

- Si padre, muy frecuentemente, pero no depende de mí no puedo evitarlo, pero
por eso vengo a confesarme padre, para que usted interceda por mi ante dios y me perdone.

- Hija tu falta es demasiado grave – le dijo el sabio sacerdote – así que es necesario que hagas la siguiente penitencia. Anda hasta tu casa, mata una gallina y tráemela, pero ve desplumándola en el camino hasta que llegues hasta aquí.

La mujer fue a su casa, mató la gallina y regreso a la iglesia mientras iba desplumando a la gallina por el camino.

- Ya padrecito aquí tiene la gallina desplumada como usted me lo pidió, estoy perdonada?

- No hija, eso es solo la primera parte de tu penitencia, ahora regresa a tu casa por el mismo camino que viniste, recoge las plumas de la gallina una por una y vuelve a colocarlas en su lugar.

- Pero padre –dijo la mujer enojada– usted me esta pidiendo algo imposible. Primero que con el viento que hace ya no quedara ni una sola pluma en la calle y es imposible encontrarlas; y segundo que es más imposible todavía, el querer volver a colocar las plumas nuevamente a la gallina.

- Eso es justamente lo que quiero que te des cuenta, pues tienes que aprender que así como es imposible recoger las plumas de la gallina que han sido desparramadas por el viento, así también el mal que hiciste con tus chismes voló de boca en boca y ya no hay nada que hacer para reparar el daño que has hecho a tu prójimo con tus calumnias. Además también, así como resulta imposible volver a colocar las plumas en la gallina una vez que las ha perdido, así también es imposible que las personas vuelvan a recuperar la dignidad y el honor que pierden a causa de tus chismes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.