Parroquias de Alcadozo y Liétor: SÓLO 1 MINUTO. LUNES

SÓLO 1 MINUTO. LUNES

EL MOTIVO DE UNA HUIDA


Nistero el Grande, uno de los siete padres egipcios del desierto, iba un día paseando en compañía de un gran número de discípulos, que le veneraban como a un hombre de Dios.

De pronto, apareció ante ellos un gigantesco dragón, que parecía echar humo y fuego por sus vivos ojos. Aterrorizados todos salieron corriendo y huyeron a esconderse tras unas grandes rocas que allí cerca había… Nistero también corrió en busca de un refugio seguro.

Cuando el dragón desapareció, salieron de sus escondites y estuvieron mucho tiempo comentando lo ocurrido.

Muchos años más tarde, cuando Nistero yacía agonizante, uno de sus discípulos le dijo:

“Padre, siempre os hemos conocido como persona sabia y de gran entereza, capaz de afrontar hasta la misma muerte, pero ¿también vos os asustasteis el día que vimos el dragón?”

“No”, respondió Nistero.

“Entonces, ¿por qué salisteis corriendo como todos?”
Sin pensarlo un momento, como quien ha madurado largo tiempo la respuesta, el santo dijo:


“Pensé que era mejor huir del dragón que no tener que huir, más tarde, del espíritu de vanidad que me hubiera producido hacer ostentación de mi valentía en aquel momento”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.