Parroquias de Alcadozo y Liétor: Mis dudas sobre el Sínodo

Mis dudas sobre el Sínodo

Mis dudas ante EL SINODO DE LA FAMILIA


(Juan Rubio)
Tengo mis dudas sobre el próximo Sínodo de la Familia, segunda parte. Después habrá que esperar la Exhortación del Papa, que puede, si lo dejan y no lo intoxican, decir lo que considere. Tengo un sabor de un algo extraño, un no se que que se queda balbuciendo sobre varios asuntos que se trataran en la asamblea sinodal, en la que no se puede olvidar que es SINODO DE OBISPOS. Los demás tiene voz, pero no voto. Por ahí debiera haber empezado el Papa, un hombre de convicción y con ideas claras de UNA IGLESIA EN CAMINO Y SEMPER REFORMANDA. Pero abrir puertas para que entre el aire y que solo las mitras pueda votar, ya es empezar mal. Los religiosos que no son presbíteros, como los Hermanos de la Salle o los Hermanos Maristas, van, ven, hablan y si les preguntan y no pueden votar, como tampoco los asesores, mujeres muchas de ellas.
Antes de exponer mis CINCO TEMORES, os resumo la anécdota que un día me contara el hoy Cardenal Estepa, en el Sínodo de la Catequesis , ultimo convocado por Pablo VI y en el que el fue Secretario en 1977 y al que asistieron Luciani, Ratzinger y Wojtyla como cardenales. Al acabar cada sesión, el arzobispo de Cracovia, iba a la mesa y dejaba por escrito sus intervenciones, propuestas y reflexiones.. Lo hacia de forma tozuda en la ultima semana. El secretario Estepa le decía que ya las tenia, que cada día llevaba las mismas. Wojtyla le decía con voz grave que no se fiaba que las aportaciones suyas llegaran al Papa, temiendo que se perdieran por el camino. Ya siendo Papa, tras el breve pontificado de Luciani, comenzó a preparar su Exhortación Apostólica sinodal. Llamo a monseñor Estepa y, socarronamente, le dijo que llevaba razón, que estaba en la mesa del papa, que no se habían perdido. Escribo la Cathequsiis Tradendae y de lo que los padres sinodales dijeron solo recogido un veinte por ciento. Todo lo demás eran esos papeles que el tema se perdieran. 
Pues Francisco, tras un sínodo en dos sesiones, tras consultar al Pueblo de Dios, aun a sabiendas que en muchos lugares seria el obispo y sus vicarios quienes resolverían la encuesta, podría dar el valonado como Juan Pablo II hizo con las conclusiones del Sínodo de la catequesis.
Mis cinco temores

Que el núcleo duro de padres sinodales que se ha venido configurando en este año, sea mas fuerte de lo que se cree. 
Los Nuevos Movimiento, como el Opus Dei o el Camino Neocatecumenal forman parte de ese núcleo duro, pero en el anonimato, con esa suave forma de meterse en la cabeza de prelados que sigue la consigna de Groucho Max. Estos son mis principios, pero si hay que cambiarlos, se cambian.
Que desde la Secretaria General se vaya haciendo una labor de limpieza y de hermenéutica haciendo que lo blanco sea negro y que donde dice digo, diga Diego.Habra que estar atentos al equipo de Secretaria, aunque lo que hora va a llegar no tiene la frescura de lo que llego al primero, pues, en este año se han formado coaliciones y alineamientos , mas dedicados a frenar que a proponer
Que , por muchos asesores , miembros de grupos familiares, parejas de matrimonios bien casados y teólogos de cuño ortodoxo, el laico y el asesor no tiene voto y su presencia en el aula Pablo VI será la de ASESORAR, pero después, callar y mutis por el foro
Que se cierre el debate sobre los grandes temas que hacen sufrir a muchos cristianos , como son la incorporación plena a la Iglesia de matrimonios divorciados y vueltos a casar, el gesto y la palabra oportuna a parejas del mismo sexo, la humillación de muchas mujeres y hombres,que acuden a los directores espirituales para limpiarse la herida del maltrato psicológico, solo reciban por respuesta que hay que ser sumisas y que practiquen la resignación, esa señora que tanto daño ha hecho a muchos cristianos normales, de los que el fundador del Opus Dei, ahora santo, decía que el matrimonio es para gente de tropa. Creo que ya han quitado ese texto de su libro Camino
Y que todo sea un cambiar todo para que todo continue igual. Es la prueba del algodón para Francisco, en quien tantas esperanzas han puesto los cristianos de los márgenes, que son muchos mas de los que se cree y que, el lenguaje del Sinodo y su mensaje sea distinto al que el Papa en sus viajes viene dando.
Así las cosas, habría que tener de fondo La Misericordia Entrañable, que el papa quiere que durante un año sea el lema y consigna para la renovación eclesial
Veamos, veamos y ….veamos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.