Parroquias de Alcadozo y Liétor: "Mujeres diácono@s"

"Mujeres diácono@s"

Un padre sinodal propone en la Asamblea que las mujeres pueda ser ordenadas diáconos

El arzobispo canadiense Paul-André Durocher ha propuesto en las reuniones del Sínodo de los Obispos sobre la Familia que se celebra en Roma desde este pasado domingo, que las mujeres puedan ser ordenadas diáconos.
"Creo que deberíamos empezar a mirar seriamente la posibilidad de ordenar a mujeres diáconos", asegura en declaraciones a Catholic News Service recogidas por Europa Press. Así lo sugirió el pasado martes durante su intervención en la Asamblea del Sínodo.
Monseñor Durocher precisa que esta puede ser una respuesta a la pregunta sobre cómo lograr una mayor participación de las mujeres dentro de la Iglesia.
En este sentido, el arzobispo de Gatineau explica en un vídeo que en la tradición de la Iglesia la definición de diaconado se orienta "no hacia el sacerdocio sino hacia el ministerio" y, por ello, considera que las mujeres podrían desempeñar este cargo.
En la Iglesia Católica, el diácono proclama el Evangelio, preside la celebración de algunos sacramentos como el bautismo y el matrimonio así como funerales, asiste al obispo y al sacerdote en la celebración de la misa, puede predicar la homilía y dar la comunión y está llamado a mostrar un amor preferencial por los pobres y desamparados.
El arzobispo canadiense también plantea que las mujeres ocupen puestos de responsabilidad en la Curia Romana e invita a estudiar la posibilidad de permitir que matrimonios debidamente entrenados y acompañados hablen en la homilía del domingo para dar su testimonio de vida y de familia.
Por su parte, el cardenal sudafricano Wilfrid Fox Napier dijo hoy que poner condiciones a la concesión de ayudas económicas a África es "otro tipo de colonización" de Occidente de ese continente.
"Hay un aspecto sobre el que los obispos africanos están muy preocupados y es el hecho de que queremos ser libres en libertad. Queremos vivir esta libertad y que la colonización política no venga reemplazada por otro tipo de colonización", afirmó Napier, que participa en el Sínodo en el Vaticano.
"De lo que estamos hablando es de países a los que se les dice 'no vas a tener ayudas a no ser que cambies la legislación'. 'No vas a tener ayudas de estos Gobiernos y de estas agencias si no tienes una cierta legislación en tu país'", agregó.
Las críticas de Napier retoman las que obispos africanos manifestaron hace un año en el Sínodo Extraordinario convocado por el papa Francisco y en donde se manifestaron en contra de considerar el aborto y las uniones entre personas del mismo sexo como un "derecho humano".
El cardenal sudafricano se refirió a continuación al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuando, en su viaje a África en julio, dijo a líderes africanos que el progreso del continente dependería de su respeto a los derechos humanos y del fomento de una verdadera democracia, con libertad de elección asociación y opinión.
También aludió a la exsecretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, cuando elogió en 2012 en Dakar la democracia de Senegal, en su opinión un modelo a seguir para los países del África Subsahariana.
"Es lo que ha ocurrido en Kenia con Obama, también la secretaria de Estado Hillary Clinton (que) fue a centroáfrica y repitió mucho este mismo mensaje con otros términos. Por eso es por lo que la gente dice que esto es otra nueva manera de colonización", sostuvo.
Napier, que participa en uno de los "círculos menores" o grupos de trabajo por idiomas del Sínodo, consideró que el tema principal de esta asamblea que se celebra en el Vaticano "es la vocación y la misión de la familia".
Destacó que "la familia es la unidad básica, no solo de la sociedad, sino también de la Iglesia" y subrayó que "si la familia es débil, también lo será la Iglesia".
"La fortaleza de la Iglesia procede de la familia, así que tenemos que darles todo el apoyo que podamos", concluyó.
La XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos comenzó oficialmente el pasado 4 de octubre con la inauguración por parte del papa Francisco y se ocupará de abordar los "desafíos de las familias en el mundo actual" hasta el día 25.
Finalmente, el cardenal José Luis Lacunza, obispo de David, participa en la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que comenzó oficialmente el pasado 4 de octubre.
En el encuentro se abordan temas sobre los "desafíos de las familias en el mundo actual", donde el papa Francisco hizo un llamado para trabajar con mentalidad de iglesia con coraje, humildad y oración, además contribuir a buscar los mejores caminos para la célula fundamental de la sociedad.
"Hablar de la familia es algo que nos concierne vitalmente a todos", dijo el cardenal Lacunza.
"La necesidad más apremiante para la familia es el fortalecimiento, todos sabemos que la vida de la familia hoy está muy socavada, muy atacada desde muchos ámbitos y creo que la iglesia debe apostar por ella", destacó. No obstante mencionó, "eso no quiere decir que la iglesia vaya a olvidar a aquellos que por diversas razones hayan roto la vida familiar o hayan buscado otras alternativas".
Para Lacunza, hay que darle más seguimiento a las familias separadas. "Si se expresan las opiniones diversas con caridad, sencillez y disponibilidad al diálogo es una riqueza para todos", reiteró.
(RD/Agencias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.