Parroquias de Alcadozo y Liétor: MIÉRCOLES DE LA XXI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO DEL 24 DE AGOSTO

MIÉRCOLES DE LA XXI SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO DEL 24 DE AGOSTO


EVANGELIO
En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros encalados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crímenes. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: "Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas"! Con esto atestiguáis en contra vuestra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!»



Mateo  23, 27-32

COMENTARIO

Tercer día de "encaje" de la crítica jesuánica a la religión farisea. Si el primer día la caracterizamos como una religión falta de humanidad y el segundo como una experiencia de Dios falta de autenticidad, hoy podríamos resumir dicha crítica con una tercera frase: la religión farisea es una religión falta de memoria.

La falta de memoria, es decir, de gratitud con el pasado, nos coloca ante la vida (y ante la vida de fe) como si toda la historia (reciente o remota) hubiera sido un acto fallido, como si nadie hubiera acertado a comprender la fe o creer adecuadamente hasta que hemos llegado nosotros y hemos puesto la pica en Flandes.

Por eso conviene salir del delirio fariseo olfateando la "memoria passionis", la "memoria de la fe", de tantos hombres y mujeres que han dado sentido a su vida, entregándola,  desde la experiencia de su fe (respetable y personal) y desde sus contextos culturales (cambiantes y procesuales).

Es adolescente la fe que no respeta la memoria, es ciega y estéril la religión que no conoce la historia, y es cínica la persona que, en "plan freudiano", mata al padre para salvar su vida (..."si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas").


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.