Parroquias de Alcadozo y Liétor: MIÉRCOLES DE LA SEMANA XIII DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO DEL 5 DE JULIO.

MIÉRCOLES DE LA SEMANA XIII DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO DEL 5 DE JULIO.


EVANGELIO
En aquel tiempo, llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gerasenos. Desde el cementerio, dos endemoniados salieron a su encuentro; eran tan furiosos que nadie se atrevía a transitar por aquel camino. Y le dijeron a gritos: "¿Qué quieres de nosotros, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?"
Una gran piara de cerdos a distancia estaba hozando.
Los demonios le rogaron: "Si nos echas, mándanos a la piara".
Jesús les dijo: "Id".
Salieron y se metieron en los cerdos. Y la piara entera se abalanzó acantilado abajo y se ahogó en el agua. Los porquerizos huyeron al pueblo y lo contaron todo, incluyendo lo de los endemoniados. Entonces el pueblo entero salió a donde estaba Jesús y, al verlo, le rogaron que se marchara de su país.

Mateo  8, 28-34

COMENTARIO

Un texto el de hoy mitad cómico, mitad dramático, y en cualquier caso tremendamente simbólico. Si no llegamos al estrato del “símbolo” difícilmente entenderemos el papel de los cerdos y la posterior “mafiosa” invitación por parte de los habitantes del país a que Jesús saliera de aquellas tierras.

Hay que decir que el “acontecimiento extraordinario” se produce en territorio no-judío; el cerdo era un animal que tenía una triple significación: alimenticia (porque aunque para los judíos era “animal impuro” no lo era para los paganos), política (porque el ejército invasor romano era comparado con los cerdos) y religiosa (porque en ambientes paganos el cerdo tenía una cierta dimensión sagrada como protector de las cosechas).

Ciertamente a la base del texto que nos ofrece Mateo se encuentra la historia de alguna persona enferma que resultó curada y de alguna piara precipitada por algún acantilado. Ahora bien, Mateo utiliza esa historia para afirmar que Jesús es el autentico alimento, el auténtico poder, y el único Dios. 

Cualquier otro intento de intentar ver fuerzas anónimas y mágicas en la vida es absurdo. No hay poderes extraños capaces de dominar a las personas. Con Jesús ha llegado el único “poder” y la única “fuerza” capaz de transformar (liberar) al ser humano, y esa fuerza no es otra que la fuerza del amor

Quizás por eso “inviten” a irse a Jesús abandonando aquel pueblo. Y es que en ocasiones siempre es bueno “tener a mano” algún poder oculto al que “hacer responsable” del mal propio o del mal ajeno. Jesús des-autoriza a esa fuerzas tan “ocultas” como “falsas” y viene a decirles a aquellas gentes que a partir de ese momento ya no tienen “chivo expiatorio”; ellos son responsables de su propio destino. Y eso, a veces, asusta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.