Parroquias de Alcadozo y Liétor: MARTES DE LA XXVII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO EL 10 DE OCTUBRE

MARTES DE LA XXVII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO EL 10 DE OCTUBRE


EVANGELIO
En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. 
Y Marta, se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano».

Pero el Señor le contestó: «Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor y no se la quitarán.»

Lucas  10, 38-42
COMENTARIO

Es difícil no ponerse hoy de parte de Marta y en contra de la irresponsable María.  Pero sorprendentemente Jesús recrimina a Marta, eso sí... tiernamente.

Puestos a imaginar, yo me imagino a Marta pensando para sus adentros: “Este a mí no me lía”. Y ella, con la excusa del cumplimiento riguroso de la ley judía sobre la hospitalidad, afanándose en aparecer como “hiper-precupada” por las exigencias del momento. Pero en el fondo es “coartada” para no asumir los improrrogables cuestionamientos vitales cotidianos. 

Quizás se trate de una estrategia más de huida, o ¡quién sabe!, de acomodo, mitad ingenuo mitad interesado, ante un proyecto (el propio) en el que me he afincado y del que no me echa ni dios por miedo, por comodidad, o "porque me lo merezco".

María, sin embargo, es la que se deja cuestionar; es decir, es la que se pone a la escucha olvidando la sacrosanta ley judía de la hospitalidad y olvidando su "yo", ése que en tantas ocasiones nos tiraniza por insaciable.

En cualquier caso, nunca una escucha, la de María, pudo calmar tanto y dar  tanto que hablar.

PD: Qué bien reflejó Velázquez lo complicado que resulta aunar proyectos dispares, sobre todo por los corifeos que nos rodean. Contémplese el rostro de la "viejecita" que aconseja a Marta en el bodegón. (AQUÍ)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.