Parroquias de Alcadozo y Liétor: MARTES DE LA XXX SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO DEL 30 DE OCTUBRE

MARTES DE LA XXX SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO. EL EVANGELIO DEL 30 DE OCTUBRE


EVANGELIO
En aquel tiempo, decía Jesús: «¿A qué se parece el reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Se parece a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; crece, se hace un arbusto y los pájaros anidan en sus ramas.»
Y añadió: «¿A qué compararé el reino de Dios? Se parece a la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina, hasta que todo fermenta.»
Lucas   13, 18-21

COMENTARIO

La tradición de la Iglesia ha utilizado la imagen de la levadura para mostrarnos cómo el reino de Dios se va abriendo paso en la historia cotidiana de los humanos.

La levadura es discreta, no se nota aunque está; pero en cualquier caso ejerce su tarea.  La levadura, por otra parte, nos habla de la paciencia que requiere el hacerse con la masa y hacer desde la masa. Requiere su tiempo. Las condiciones culturales e históricas con las que se las tiene que ver el cristianismo de hoy, requiere de un proceso lento, paciente, de "dentro a fuera" del ser humano.

Y además con un matiz; para los judíos, las levaduras eran un producto ambiguo. Por una parte eran buenas porque "hacían crecer"; pero por otras parte eran malas porque tenían capacidad para "pudrir" (fermentar). La imagen es más que perfecta. Ser levadura conlleva la idea de conversión, de poner en crisis algo para mejorar (morir - nacer de nuevo).


Ahora que estamos en tiempo de misión, "misionar", como la levadura, es anunciar "desde dentro", sabiendo poner(nos) en crisis de vez en cuando , para crecer y madurar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.