Parroquias de Alcadozo y Liétor: VIERNES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO. EL EVANGELIO DEL 15 DE DICIEMBRE.

VIERNES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO. EL EVANGELIO DEL 15 DE DICIEMBRE.

EVANGELIO
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «¿A quién se parece esta generación? Se parece a los niños sentados en la plaza, que gritan a otros: "Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos cantado lamentaciones, y no habéis llorado." Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: "Tiene un demonio." Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: "Ahí tenéis a un comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores." Pero los hechos dan razón a la sabiduría de Dios.»

Mateo   11, 16-19

COMENTARIO

Estoy plenamente convencido de que la evangelización tiene mucho, estratégicamente,  de seducción. No digo yo que se reduzca a ello, pero la experiencia de unos cuantos años en esta tarea hace que esta necesidad de seducción funcione en mi como una convicción.

Pero también estoy convencido de que seducir... cansa. Y no sigo con este argumento porque me voy del hilo... pero daría para mucho....

Algo así debió pasarle a Jesús, y el evangelio de hoy es buena prueba de ello. Digo yo que el buen hombre pensaría, en más de una ocasión, que no todo consiste en tocar la flauta porque llega un momento que todo eso da igual.

Tengo para mí que la evangelización es cosa de dos: del evangelizador y del evangelizado. A unos le toca poner la sal y a los otros saborear. Pero hace falta de la buen actitud tanto del cocinero como del comensal.Yo detecto en los evangelizadores de hoy un cierto cansancio seductor. A corto plazo esto va a ser un gran problema. Comprendo el cansancio, e incluso lo veo razonable. 

Exactamente no veo por donde está la salida de esta situación, pero más vale que nos pongamos a pensar y dialogar con la cultura en la que vivimos. Ni el hacer alocado, ni los refugios tradicionales, ni las manualidades espirituales, parecen ser soluciones acertadas. 

Para captar la "sabiduría de Dios" es necesario "saborear" la fe. Y eso, hoy, culturalmente, tiene un precio muy caro. Con paciencia leed el siguiente informe si tenéis tiempo. Pinchad aquí. Es demoledor y pone en evidencia, incluso, el fracaso de los "flautistas seductores" de hoy. Ha de haber un nuevo "engendramiento" de la fe, como lo hubo hace ya algunos siglos, sin miedo a "perder" para "ganar" (ya sabéis...lo del grano de trigo que si no se entierra y muere no da fruto).

Otro comentario a este texto, aquí. 👀👀


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.