Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL VIERNES 8 DE JUNIO. FIESTA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.

EVANGELIO DEL VIERNES 8 DE JUNIO. FIESTA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.


EVANGELIO
En aquel tiempo, los judíos, como era el día de la Preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día solemne, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quitaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él; pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua.
El que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis. Esto ocurrió para que se cumpliera la Escritura: «No le quebrarán un hueso»; y en otro lugar la Escritura dice: «Mirarán al que atravesaron.»

Juan   19, 31-37

COMENTARIO

Hoy la Iglesia celebra la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. Se trata de una fiesta anclada en la más honda tradición de la Iglesia pero que, ciertamente, adquiere su visibilidad más notoria entre los siglos XVIII y XIX, y por tanto muy deudora de la particular codificación religiosa de ese contexto. Y esta ultima cuestión quizás no haya beneficiado mucho al sentido y la oportunidad de esta devoción.

El texto que nos propone la Iglesia para esta fiesta, perteneciente a uno de los momentos de la pasión según San Juan, es sencillamente genial.

Mezcla el dato histórico -la muerte de Jesús-, con el trazo teológico de su primera interpretación a la luz del cumplimiento de las escrituras.

El último versículo que leemos hoy, es el que da consistencia a todo el texto: "Mirarán al que traspasaron".Los que leísteis la "descodificación" del verbo ver en Juan ya sabéis algo de esto. Y, efectivamente, aquí el "mirar" es equivalente del "comprender, entender, hacerse cargo, asumir, contemplar...".

El texto viene a decir que la muerte de Jesús fue concebida por la primitiva comunidad como el triunfo de su vida, y la victoria de su mensaje. 

"Mirarán al que traspasaron",es decir, que mirando el interior del crucificado, en la cruz, vieron la vida inagotable que había. La muerte no había "quebrado su vida", sino que se convertían ese mismo instante en fuente de plenitud.

Eso es lo que significa el "corazón" para la mentalidad judía. Para nuestra cultura occidental el "corazón" es la sede simbólica de los afectos. Pero para el judío, el corazón es el "ser íntimo del ser humano", lo más inviolable que tiene, aquello que , incluso más allá de la muerte, permanece.

Por eso, en las primeras generaciones cristianas, la memoria del corazón de Jesús era una forma de afirmar la fe en la resurrección, tal y como los primeros cristianos entendieron en la misma cruz.

Y esto no tiene absolutamente nada que ver con la devoción posterior, muy marcada por su propio iconografía que si no desvirtúa, sino que trastoca con grandes dosis de leyenda la preciosa significación inicial de esta fiesta.


⭆Y desde aquí 🆙, accede a una nueva entrada de Las Edades de Sara  para noches de insomnio, con una  humilde reflexión sobre "los cristianismos de hoy"🆙








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.