Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL MARTES 22 DE OCTUBRE. SEMANA 29 DEL TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO DEL MARTES 22 DE OCTUBRE. SEMANA 29 DEL TIEMPO ORDINARIO


EVANGELIO
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas: Vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle, apenas venga y llame.
Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela: os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo.
Y si llega entrada la noche o de madrugada, y los encuentra así, dichosos ellos.

Lucas  12, 35-38
COMENTARIO

Estar atento, estar vigilante, estar con los ojos abiertos es garantía de dicha y de felicidad para Jesús. 

Por eso, la propuesta cristiana es una propuesta de ojos abiertos. De ahí que el evangelio de hoy llame a la continua atención, a la continua vigilancia y a la permanente espera.  

La opción cristiana es “no perderse nada”, porque todo es portador de posibilidades en la vida. No perderse nada nos hace también personas lúcidas; y la lucidez es un buen antídoto frente a aquellas situaciones en las que uno siente la tentativa del sueño o del delirio.

De hecho, el origen de la palabra “vigilar” o “vigilancia” la vincula con la palabra “vigor”. Es decir, se trata de estar “vigorosos” con pasión, con fuerza, con estilo, con actitud, con responsabilidad crítica ante la vida.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.