Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL VIERNES 22 DE NOVIEMBRE. SEMANA 33 DEL TIEMPO ORDINARIO.

EVANGELIO DEL VIERNES 22 DE NOVIEMBRE. SEMANA 33 DEL TIEMPO ORDINARIO.

PULSA AQUÍ

EVANGELIO
En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: «Escrito está: "Mi casa es casa de oración"; pero vosotros la habéis convertido en una "cueva de bandidos."»
Todos los días enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los notables del pueblo intentaban quitarlo de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el pueblo entero estaba pendiente de sus labios.

Lucas   19, 45-48

COMENTARIO

No debió ser fácil para aquellos vendedores encajar la crítica de Jesús que nos narra el evangelio de hoy. Me imagino que dirían...oiga "dígaselo a quienes nos mandan estar aquí". Ciertamente todo ese negocio era necesario para la "red de sacrificios rituales" que sostenían al templo.

Es quedarse a mitad de camino en la interpretación de la intención de Jesús, si nos quedamos sólo en los cambistas y carniceros que allí debía haber. Jesús apunta más alto; como siempre, se dirige a un tipo de culto que con Él caduca. 

Y más concretamente, se dirigiría a quienes en el nombre de dios consagraban tales ritos: los sumos sacerdotes e intérpretes de la Ley de entonces.

La clave del evangelio de hoy no es la crítica a un "mercadeo bajo" que daba de comer a uso cuantos trabajadores de los de siempre;  Jesús critica sobre todo a quienes se sirven de ese modelo ritual para bien propio y de alguna forma "secuestran" el sentir de Dios. De ahí la dureza del texto.

Yo creo que con el tiempo las religiones han ido tomando conciencia del problema en el que se meten cuando los "medios" se convierten en fines y los dioses en ídolos. Pero todavía quedan signos de esas expresiones "bandidas" en muchos fundamentalísimos religiosos, algunos de alto riesgo y otros de baja densidad.

En cualquier caso, estaría muy bien que los responsables religiosos de cualquier momento fueran capaces de discernir cuándo los cambios en sus estructuras, más que necesarios, son ya urgentes.

PD. Sara, una semana más, ha vuelto a sonreír viendo el panorama que nos envuelve. Si quieres leer pulsa aquí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.