Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL VIERNES 21 DE FEBRERO. SEMANA 6ª DEL TIEMPO ORDINARIO.

EVANGELIO DEL VIERNES 21 DE FEBRERO. SEMANA 6ª DEL TIEMPO ORDINARIO.



EVANGELIO

En aquel tiempo, llamando a la gente y a sus discípulos, Jesús les dijo:
«Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga. Porque, quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará. Pues ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero y perder su alma? ¿O qué podrá dar uno para recobrarla?
Quien se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga con la gloria de su Padre entre sus santos ángeles».
Y añadió:
«En verdad os digo que algunos de los aquí presentes no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios en toda su potencia».
Marcos 8, 34-9,1   

COMENTARIO

"Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo..."

Comprendo que son palabras raras. Por qué he de de negarme a mí mismo..Pero entiéndelas de un modo no humillante

¡Atrévete a vaciarte!, a perder lo que consideras en propiedad. Que no te importe el vacío de sentirte sin nada. Bucea en esa sensación. Para los que vivimos con más o menos seguridades, esta experiencia quizás sea un juego o un "ejercicio espiritual" (como se decía antes); pero en cualquier caso, vive esa experiencia aunque sólo sea por unos instantes. 

Siente que eres prescindible, porque aunque un día no te levantes el mundo va a seguir funcionando; siente que tus palabras no son “la últimas palabra”; siente que aunque te veas “todo”...pudieras ser "nada". Ganarás en libertad y quien sabe si en transparencia y autenticidad.

A veces puedes vivir con la ilusión de que el mundo real está bajo tus pies. O dicho con otras palabras, no pocas veces vivimos con la pretensión de que sólo existe un camino, el tuyo; pero por muy ciertos que sean tus pasos, eso es un engaño óptico. Hay más caminos. 

Así entiendo yo la frase de Jesús: ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si pierde su alma?. O lo que es lo mismo, te pierdes cuando te conviertes en el único absoluto, en el embudo por el que ha de pasar toda la gente que te rodea.

Siente, aunque sea por un instante, que la vida no depende de tus pasos, sino que tu dependes de los pasos de los demás, de los otros que van contigo. Entonces ....habrás ganado tu vida...en el juego de perderla.

Moralmente es absurdo negarse a si mismo, ¿que necesidad? Pero aquí Jesús no hablaba de moralidad, hablaba de sensaciones. Te crees lleno...pero atrévete a sentir el vacío. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.