Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL MIÉRCOLES 19 DE FEBRERO. SEMANA 6ª DEL TIEMPO ORDINARIO.

EVANGELIO DEL MIÉRCOLES 19 DE FEBRERO. SEMANA 6ª DEL TIEMPO ORDINARIO.


EVANGELIO
En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron a Betsaida.
Y le trajeron a un ciego pidiéndole que lo tocase.
Él lo sacó de la aldea, llevándolo de la mano, le untó saliva en lo ojos, le impuso las manos y le preguntó:
«¿Ves algo?».
Levantando los ojos dijo:
«Veo hombres; me parecen árboles, pero andan».
Le puso otra vez las manos en los ojos; el hombre miró: estaba curado y veía todo con claridad.
Jesús lo mandó a casa diciéndole que no entrase en la aldea.
Marcos    8, 22-26
COMENTARIO


En ocasiones los relatos evangélicos dicen más por su forma que por su fondo. 

Aparentemente, el texto de hoy es un milagro más de los muchos que hizo Jesús. Los sorprendente es el lugar que ocupa en el evangelio de Marcos. 

En el evangelio de ayer, y citando al profeta Isaías creo, Jesús advierte a sus "discípulos" del enorme problema que supone "tener ojos y no ver, oídos y no oír". Y ciertamente...es un problema.

Pues bien, el texto de hoy sale al paso de ese conflicto con la curación de un ciego; alguien que tienes ojos y no ve.

Pero la ceguera de la que habla el evangelio es más que física, existencial. El "no ver" del de Betsaida es no tener visión, no tener perspectiva, no re-conocer. Y lo sorprendente es que esta reflexión Marcos la está haciendo no a los paganos  de los primeros capítulos, sino al núcleo central de los seguidores de Jesús: sus discípulos. 

Algún intérprete de la Biblia sostiene que este juego bien podría presentar a Pedro y sus dudas y cabezonerías, o a Santiago y Juan con sus intereses y cerrazones.

Hay tantas cosas que "cierran la vista"!: las ideologías mal digeridas, los dogmas absolutizados, las normas absurdas  de todo tipo que no pocas veces vacían de "vida"  a la vida.

Jesús es el que, poco a poco, con paciencia, en dos tiempos a veces, va devolviendo la mirada, el juicio, la sensatez, la libertad, la felicidad.

Dichosos los que se dejan tocar y alcanzar por su mensaje! Dichosos "lo que escuchan la Palabra... y la cumplen!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.