Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL MARTES 13 DE ABRIL. SEMANA 2 DEL TIEMPO DE PASCUA

EVANGELIO DEL MARTES 13 DE ABRIL. SEMANA 2 DEL TIEMPO DE PASCUA


EVANGELIO
En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: -«Tenéis que nacer de nuevo; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu.» 
Nicodemo le preguntó: - «¿Cómo puede suceder eso?» Le contestó Jesús: - « Y tú, el maestro de Israel, ¿no lo entiendes? Te lo aseguro, de lo que sabemos hablamos; de lo que hemos visto damos testimonio, y no aceptáis nuestro testimonio. Si no creéis cuando os hablo de la tierra, ¿cómo creeréis cuando os hable del cielo? Porque nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna.»

Juan   3, 7-15


COMENTARIO

En el sugerente diálogo con Nicodemo que iniciamos en el evangelio de ayer, hoy Jesús vuelve a darnos otra pista de lo que supone asumir el proyecto de vida por él anunciado.

Efectivamente, Jesus nos invita a abrir los ojos ante lo que tenemos delante cada día: “si no creéis cuando os hablo de la tierra, ¿cómo creeréis cuando os hable del cielo?” De esta afirmación entiendo que, hasta nueva orden, nos toca ser “fieles a la tierra”. 

La tierra, la historia… tiene sus ritmos, sus sentidos, sus misterios, sus entresijos, tiene también sus melodías de subida y de bajada y a todo hay que buscarle su valor sinfónico. Precisamente, Jesús era experto en partir de lo concreto y del presente de cada persona, y desde ahí, dotar de sentido toda su historia.

“La verdad es “sinfónica” ha dicho alguien, es decir, una vida equilibrada es una vida que procura integrar lo que “es vivido” a lo largo de toda la historia. No podemos “escaparnos” de esta tierra, ni huir de sus desiertos. Todo pertenece a esta sinfonía.


Nos escapamos de la "tierra" cuando huimos del día a día y de sus consecuencias. Y también nos escapamos de esta "tierra" cuando vivimos en la permanente sensación de que el "caos" vencerá al "orden".

Creer en la vida, a pesar de ella no pocas veces, es darle sentido a la vida.



1 comentario:

  1. A mi entender habla de como asumir la vida hasta ser levantada en la cruz. La referencia a como se curaban de la picadura de la serpiente con el baston de Moises es la contraposicion de la manera de enfocar la vida entre los cananeos y los israelitas. Jesus nos invita a afrontar la vida con El hasta la cruz. Me gustan sus comentarios al evangelio

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión.