Parroquias de Alcadozo y Liétor: VIERNES SANTO

VIERNES SANTO



LA PALABRA
Tomaron a Jesús, y, cargando él mismo con la cruz, salió al sitio llamado «de la Calavera» (que en hebreo se dice “Gólgota”), donde lo crucificaron.

Los soldados, cuando crucificaron a Jesús, cogieron su ropa, haciendo cuatro partes, una para cada soldado, y apartaron la túnica. Era una túnica sin costura, tejida toda de una pieza de arriba abajo. 

Y se dijeron: «No la rasguemos, sino echémosla a suerte, a ver a quién le toca»
 (De la Pasión según San Juan)

LA EXPERIENCIA

La lengua griega no conoce el verbo “crucificar”. Por eso San Juan, emplea la palabra “levantar”. Jesús fue levantado. Este juego de palabras joánico es bonito, y expresa cómo Jesús adquiere su mayor dignidad en el momento en que es levantado, es decir, en el momento en que entrega su vida. En la cruz, Jesús siente colmada su vida.

El vestido de una persona es la expresión externa de su dignidad. Ser despojado de el manifestaba indignidad.  El hecho de que su túnica no fuera rasgada revela, simbólicamente, cómo la primitiva comunidad cristiana descubrió en Jesús una fuerza y una vida que va más allá de su muerte. 

Jesús murió, pero la muerte no le arrebato ni el pasado ni el futuro de su vida.


LA CELEBRACIÓN


Te proponemos en este Viernes Santo esta Celebración:

1. Recorre cada rincón de tu casa. Descubre sus en-cruci-jadas. Identifica cada espacio con alguna persona. Da gracias por las veces que pensaste en los demás más que en ti. Eso es entregar la vida.

2. Después siéntate, coge una biblia si las tienes. Busca la pasión según San Juan. Léela con tranquilidad. Quédate con una frase y repítela varias veces.

3. Finalmente, ponte en pie, y siente que has nacido para levantarte y no para arrollidarte. Así lo enseño el Maestro galileo.


LA PLEGARIA

¡Señor y dador de vida,
en Jesús descubrimos el amor más grande, 
manifestado en la ofrenda de toda su historia.
Nosotros pasamos de la muerte a la vida, cada vez que compartimos todo lo que somos y nos ofrecemos mutuamente nuestro día a día.
Ante Ti que vives y amas 
y atraviesas la memoria del tiempo
Amén!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.