Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL DOMINGO 19 DE SEPTIEMBRE. SEMANA 25 DEL TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO DEL DOMINGO 19 DE SEPTIEMBRE. SEMANA 25 DEL TIEMPO ORDINARIO

 


EVANGELIO
En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos.
Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.»
Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle.
Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: «¿De qué discutíais por el camino?»
Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante.
Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.»
Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: «El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mi no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»

Marcos   9, 30-37

COMENTARIO

Los verbos "discutir" y "servir" marcan la reflexión del Evangelio de hoy.

Discutimos de aquello que nos apasiona y nos interesa. Y lo hacemos porque en ello intentamos vencer. El origen de la palabra discutir viene a significar aquella acción por la que uno "vence" al otro. Discutimos para vencer y quebrar al otro por algo que nos interesa. Discutían entre sí de "poder" y de "influencia" los seguidores de Jesús. ¿De qué y con quién discuto yo?

Servir o ("diaconar", que es como se dice en griego) no es humillarse. Tampoco es obedecer, sin más, al que tiene poder para mandar en algunos aspectos sobre mí. "Diaconar" es algo más profundo: es "servir la mesa". El "servicio" al que se refiere Jesús es el que se hace en libertad, sin que nadie me lo mande. "Servir", es hacerlo porque me sale "de dentro", no porque se impone "desde fuera". Por eso a Jesus, en "servir", le va la vida. ¿A qué y quiénes sirvo yo porque me va la vida en ello?

De qué y con quién discuto; en qué y a quién sirvo. Dos intentos de entrar dentro de nuestro corazón y conocernos un poco más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.