Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL JUEVES 30 DE SEPTIEMBRE. SEMANA 26 DEL TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO DEL JUEVES 30 DE SEPTIEMBRE. SEMANA 26 DEL TIEMPO ORDINARIO

 

COMENTARIO 
En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: -«La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: "Paz a esta casa". Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: "Está cerca de vosotros el reino de Dios."

Lucas  10, 1-10

COMENTARIO

¿Y por qué exactamente "setenta y dos" discípulos?

Es curioso, pero hay muchos biblistas que dicen que es un texto mal traducido. Y el numero de los discípulos que el evangelista puso era "setenta". Si contáis el número de rostros de la ilustración que acompaña al blog observaréis que son "setenta".

Podéis también comprobarlo en el llamado Códice Sinaítico , que es uno de los códices más antiguos que están en la base de los textos del Nuevo Testamento. Si esto es así, el número tiene mucha lógica.

El número "70" es el que aparece en el libro del Génesis tras el diluvio (Gn 10, 2-31) y que representa la totalidad de los pueblos del mundo. Estaría San Lucas diciendo que "toda la humanidad"es destinataria del mensaje evangélico.

Cuando traemos el texto al hoy de nuestra vida, es fácil caer en la cuenta de que el anuncio del evangelio debe tener en cuenta los perfiles de todos los modelos culturales de nuestra sociedad y las distintas formas de vida de que la humanidad se va dotando.

Si leemos con detenimiento el evangelio de San Lucas, nos damos cuenta de cómo este evangelista no duda en eliminar textos con un tono un tanto excluyente que, sin embargo, podemos encontrar en Mateo o Marcos.

San Lucas es un perfecto hombre de diálogo, y por eso elimina escenas que pudieran resultar "hirientes" para sus oyentes. 

Sin embargo introduce en su evangelio personajes ausentes en otros: Simón el fariseo, la pecadora anónima, Zaqueo...

De igual modo incluye personajes ficticios contradictorios para el judaísmo más ortodoxo: el "buen samaritano", el "hijo pródigo"....

Como veis, los evangelios no son historietas ocasionales reunidas sin criterio alguno. Son más bien, auténticos tratados de evangelización donde prima más las personas a las que va dirigida (lectio humana) que la identidad del protagonista (lectio divina).

En el "Manual de los Evangelizadores de hoy", tan importante es el conocimiento de la teo-logía como de la antropo-logía y la sociología.

Todo esto es de enorme ayuda para una tarea evangelizadora realizada con sentido común y alejada de posturas excluyentes y estériles.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión.