Parroquias de Alcadozo y Liétor: EVANGELIO DEL VIERNES 10 DE SEPTIEMBRE.SEMANA 23 DEL TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO DEL VIERNES 10 DE SEPTIEMBRE.SEMANA 23 DEL TIEMPO ORDINARIO

 

EVANGELIO
En aquel tiempo, dijo Jesús a los discípulos una parábola: 
—«¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? 
Un discípulo no es más que su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. 
¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Hermano, déjame que te saque la mota del ojo", sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano. »

Lucas 6, 39-42


COMENTARIO

El texto de hoy es genial. Es fácil convertirse en “en juez de todo” o en “juez de nada”. Esos extremos pervierten el sentido común. Los “jueces de todo” hacen de su vida un estrado y de su apariencia una toga, son impasibles, es decir, in-humanos. Por otra parte están los que “no juzgan nada”, es decir, hacen del des-compromiso la mejor manera de justificar todo un proyecto de persona basado en el “no molesten”.

Los extremos son perversos. Entre tener una “medida impasible” o “no tener medida”, se trata de elegir no ya “un punto medio” (que no existe), sino más bien “un punto posible”. El “punto posible” es tu propia vida. Usa con los demás sólo la medida que tu estés dispuesto a “usar contigo mismo”.

1 comentario:

Gracias por tu opinión.