Parroquias de Alcadozo y Liétor

OTRA VEZ LA CRUZ

Me considero un enamorado defensor de la separación entre la Iglesia y el Estado (una de las vertientes de la secularización). Colaboración, toda la que haga falta, pero cada uno en su sitio. Iglesia y estado, parroquia y ayuntamiento, tienen competencias distintas, símbolos distintos y espacios claramente diferenciados. Hiere al sentido común ver una bandera de España en el altar mayor de una Iglesia (la iglesia no es ni nacional, ni nacionalista, es apostólica y católica), o una imagen del Sagrado Corazón de Jesús en un ayuntamiento (las instituciones públicas lo son de todos los ciudadanos, no sólo de los católicos). Por eso me pregunto hoy, cuál puntada sin hilo, ¿qué pinta el Crucifijo y la Biblia en la toma de posesión de los nuevos ministros de nuestro país? 


 Fco. Jesus Genestal Roche