Parroquias de Alcadozo y Liétor

EL SANTO DEL 5 DE MARZO


SAN GERÁSIMO
© ONDA CERO. El Santoral de Genestal
Hoy celebran su onomástica quienes tengan por santo a:
San Téofilo, San Conon el Jardinero, San Lucio, San Foca, San Adriano y San Gerásimo

Destacamos a:
San Gerásimo
San Gerásimo nació en Licia de Asia Menor, donde abrazó la vida monacal. Fueron mucos los monjes que siguieron su esquema de vida, duro y austero.

Pero desde luego lo más sugerente de este santo es una enterneceora historia nada violenta para lo que estamos acostumbrados.

Un día en que el santo se hallaba a orillas del Jordán, se le acercó cojeando penosamente un león. Gerásimo examinó la zarpa herida, extrajo de ella una aguda espina y lavó y vendó la pata de la fiera. El león se quedó desde entonces con el santo y fue tan manso como cualquier otro animal doméstico.

En el monasterio había un asno, que los monjes utilizaban para ir a traer agua, y éstos hacían que el león cuidara del asno cuando iba a pastar; pero un día, unos mercaderes árabes se lo robaron y el león volvió sólo y muy deprimido al convento. A las preguntas de los monjes, el león respondía con miradas lastimeras. 

El abad le dijo: «Tú te comiste al asno. Bendito sea Dios por ello. Pero de ahora en adelante tú harás el trabajo del asno». El león tuvo que acarrear agua para la comunidad. Poco tiempo después, los mercaderes árabes pasaron de regreso con el asno y tres camellos; el león les puso en fuga, cogió entre los dientes la brida del asno y lo llevó triunfalmente al monasterio, junto con los camellos. San Gerásimo reconoció su error y dio al león el nombre de Jordán. Cuando murió el anciano abad, el león estaba desconsolado. 

El nuevo abad le dijo: «Jordán, nuestro amigo nos ha dejado huérfanos para ir a reunirse con el Amo a quien servía; pero tú tienes que seguir comiendo». Pero el león siguió rugiendo tristemente. Finalmente el abad, que se , condujo al león a la tumba de Gerásimo y, arrodillándose junto a ella, le dijo: «Aquí está enterrado tu amo». El león se echó sobre la tumba y empezó a golpearse la cabeza contra la tierra; nadie pudo apartarle de ahí y pocos días más tarde le encontraron muerto. 

La conclusión de hoy no tiene mucho que ver con el santo, pero como me ha gustado te la cuento, decía Plutarco:

“Un ejército de ciervos dirigido por un leon es mucho mas temible que un ejército de leones mandado por un ciervo”

SÓLO 1 MINUTO, DOMINGO


PERSONA Y PERSONAJE


Maestro, ¿cómo puedo transformarme en un hombre santo y sabio?


Muy simple hijo mio: déjate crecer el pelo y la barba, usa ropa oscura y larga y de estilo siglo de las luces, calza sandalias franciscanas, fija la vista en el infinito como si buscaras un OVNI, habla con voz ronca y profunda y apenas audible, y di algo así como “se me quemaron los tallarines”.

Verás que no faltará el que interprete tu profunda reflexión como parte de las verdades cósmicas del universo…



SÓLO 1 SEGUNDO, DOMINGO


"PUBLICIDAD"

"La publicidad no se ocupa en hablar de un producto y todavía menos de sus cualidades técnicas o estéticas, sino que se refiere directamente a la vida, a nuestra vida, como puede hacerlo el cine, la novela o el teatro."

Vicente Verdú, 
Yo y tú, objetos de lujo, 
Barcelona2011, p.122

EL SANTO DEL 1 DE MARZO

SAN ALBINO
© ONDA CERO. El Santoral de Genestal
Hoy celebran su onomástica quienes tengan por santo a:
San Felix, San Albino, San Siviardo, San Suitberto y San Rosendo, y tamién Santa Euidocia, Santa Domnina y Santa Eudoxia

Destacamos a:
San Albino
La gran popularidad de san Albino se debe menos a su vida, sin ningún hecho notable, que a los múltiples milagros que se le atribuyeron, sobre todo después de su muerte. Su culto se propagó por Francia, Italia, España y Alemania y llegó hasta Polonia. El santo es titular de numerosas parroquias en Francia.

Muy joven, entró en el monasterio de Tincillac , en Francia, del que sabemos muy poco, y llevó ahí una vida de gran santidad. Hacia los treinta y cinco años de edad, fue elegido abad; bajo su gobierno floreció extraordinariamente el monasterio y se convirtió en un verdadero jardín de virtudes.
Una de sus obras predilectas era el rescate de esclavos y gastó enormes sumas de dinero en rescatar a los prisioneros que los bárbaros habían hecho en sus numerosas invasiones. 
Según la tradición, san Albino rescató a un cautivo, no de los bárbaros, sino del propio rey. Se trataba de una hermosa muchacha en quien el rey había puesto los ojos y a la que había mandado raptar y encerrar en una fortaleza. 

Tan pronto como la noticia llegó a oídos de san Albino, fue éste personalmente al castillo a exigir la libertad de la joven. La figura del obispo inspiró tal respeto a los guardias, que pusieron inmediatamente en libertad a la muchacha. La leyenda añade que uno de los soldados intentó detener a la joven, usando de amenazas y violencia; pero el obispo sopló sobre él y el soldado cayó muerto. 

Además este hombre no quería que le agradecieran lo que hacía porque si recibía honores perdería su libertad.

Al hilo de San Albino me acuerdo de la frase que aparece en la tercera parte de la guerra de las galaxias en boca de la reina Padmé Amidale, quien decía:

“Así es como muere la libertad: Con un estruendoso aplauso”