Parroquias de Alcadozo y Liétor

LUNES SANTO


LA PALABRA
Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.

«Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis».
(Juan 12, 1-11)

LA EXPERIENCIA

San Juan pretende transmitir que la desmesura de Jesús sólo puede ser correspondida con la desmesura de aquella mujer. 

Hay en la vida dimensiones que no tienen ni precio ni medida; o es todo o es nada. 

Hay un toque de locura en el seguimiento de Jesús. Porque más allá de las férreas instituciones que marcan el acontecer humano, hay algo más determinante de la persona: el corazón y sus sentimientos


LA CELEBRACIÓN


Te proponemos en este Lunes Santo una Celebración en el interior de tu corazón y en los encuentros con tu familia:

1. Derrama unas gotas de perfume sobre tus manos. Llévate las manos a la cara y siente el aroma que despiden. Descubre que tu vida huele bien, y que puede ser un regalo para los demás. En el fondo en eso consiste ser una persona ungida.

2. Haz lo posible para que las personas que conviven contigo, a lo largo del día, perciban tu fragancia. 

3. Siente que, más allá de nuestros perfumes, eres una persona destinada a “ser para los demás”.

LA PLEGARIA

¡Señor y dador de vida,
que en Jesús descubrimos el valor de una vida que se entrega.
Danos el Aliento del Espíritu,
para ser hombres y mujeres que 
con generosidad dan lo mejor de sí.
Ante Ti, 
que vives y amas, 
y atraviesas la memoria del tiempo!

https://drive.google.com/file/d/1zuI5H2vpwTHkkot3Iod1PpFkrtkQ4uhw/view?usp=sharing

DOMINGO DE RAMOS


LA PALABRA
«¡Viva el hijo de David!». «¡Bendito el que viene en nombre del Señor!».«¡Viva el Altísimo!».  
Al entrar en Jerusalén, toda la ciudad preguntaba alborotada
«¿Quién es este?».
La gente que venía con él decía
«Es Jesús, el profeta de Nazaret de Galilea».
(Mateo 21, 1-11)


LA EXPERIENCIA
La historia del nazareno que narraremos a lo largo de esta semana, ¿sigue generando expectativas en mi manera de vivir?  

Aquel Maestro galileo, ¿supone para mí una motivación en el deseo y el anhelo de hacer más humana, fraterna y más plena mi vida?

La celebración de la Semana Santa pasa irremediablemente a través este recorrido personal por el interior de nuestro corazón. 

Esa procesión quizás sea la más autentica que podamos vivir a lo largo de esta semana. A ella quedamos convocados.


LA CELEBRACIÓN
Te proponemos en este Domingo de Ramos una Celebración en el interior de tu corazón y por los pasillos de tu casa:

1. Piensa en las personas de tu familia. En ellas, mejor que en ningún sitio, se refleja la experiencia de la vida que Dios nos ha regalado. Da gracias, y piensa si es buena tu acogida de ellas.

2. Date una vuelta por tu casa, mira fotografías de tu familia, y en tu interior, atrévete a decir. ¡Gracias!

3. Si te encuentras con alguien en ese paseo doméstico... sonríe. Es una manera de decir ¡Bendito seas!

LA PLEGARIA
¡Señor y dador de vida,
que en Jesús nos has mostrado una manera de vivir,
queremos acoger tu Palabra y tu Vida.
Danos el Aliento del Espíritu,
para ser hombres y mujeres que aclaman, anuncian 
y transparentan tu humanidad.
Ante Ti, 
que vives y amas, 
y atraviesas la memoria del tiempo!


                         


EVANGELIO DEL VIERNES, 3 DE ABRIL. SEMANA 5ª DEL TIEMPO DE CUARESMA.

EVANGELIO
En aquel tiempo, los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús. Él les replicó: - «Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?» 
Los judíos le contestaron: - «No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios.» Jesús les replicó:

MISA DE FRANCISCO EN SANTA MARTA ESTA MAÑANA